Grupo Record, en colaboración con el triatleta Rayco Marrero, advierte de la importancia de adoptar “una actitud segura frente al baño y recuerda que la responsabilidad es de todos”

Compartir enlace vía correo electrónico


(Ingrese su cuenta de correo electrónico)
(Ingrese las cuentas de correo electrónico a enviar
separadas por comas)

Santa Cruz de Tenerife, julio 2015.- GRUPO RECORD (www.gruporecord.es), empresa propiedad de Grupo CIO (www.cio-company.com), en colaboración con el triatleta canario, Rayco Marrero, nos recuerda la importancia de tomar ciertas precauciones frente al baño. Por ello, ha elaborado una guía para advertir a los niños y adultos responsables de su cuidado, de los peligros que se pueden encontrar en el agua.

Rayco Marrero, que posee el título oficial de socorrista por la ESSSCAN (Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias) y que se une a Grupo Record como imagen de la empresa y portavoz de la misma, apunta a la conducta A.V.A - ADVERTIR (el riesgo), VALORAR (los posibles peligros)  y ADOPTAR (actitud segura) – como la mejor forma para prevenir. A continuación se detallan algunas de las pautas más relevantes:

  • Elegir siempre lugares seguros para el baño, mejor zonas habilitadas y vigiladas.
  • Es importante conocer la profundidad antes de tirarse al agua, sobre todo si es de cabeza.
  • Comprobar la temperatura del agua.
  • Esperar dos horas después de comer.
  • Procurar no estar mucho tiempo al sol (especialmente en las horas centrales del día), aplicar protectores solares en la piel (cada dos horas) y utilizar gorra.
  • Es importante conocer que bañarse después de haber consumido alcohol supone un riesgo importante.
  • Respetar las normas y nunca hacer uso de la playa o piscina si está cerrada o sin vigilancia del socorrista.
  • En caso de sentirse cansado, tener frío o llevar mucho tiempo dentro del agua, es conveniente salir

Por otra parte, es responsabilidad de los padres y tutores asumir ciertas pautas que garanticen la seguridad de los menores a su cargo, como por ejemplo:

  • Es importante conocer que un bebé puede ahogarse en tan solo unos centímetros de profundidad.
  • Nunca se debe perder de vista a los niños y es conveniente enseñarles las normas de seguridad.
  • Mantener siempre bajo supervisión a los menores y NO delegar la responsabilidad en otro niño mayor.
  • Es imprescindible el chaleco salvavidas para aquellos que no sepan nadar o sufran alguna discapacidad.
  • La misión de socorrista no es la de vigilar a los menores, eso es una responsabilidad del padre, madre o tutor.
  • Los menores aunque sepan nadar deberán avisar siempre a un adulto antes de meterse en el agua para que este lo supervise.
  • Los niños deberán ir siempre acompañados de algún adulto.
  • Es muy peligroso correr por el borde de la piscina o  empujar y tirar a otros niños al agua.

Si a pesar de seguir estos consejos se produjera un accidente, se recomienda seguir la conducta P.A.S. PROTEGER (en lugar seguro), AVISAR (al servicio de vigilancia o al teléfono de emergencias 112) y SOCORRER (a los heridos).

 

© CIO Occidentales - 2011 Todos los derechos reservados